Intel muestra su nuevo ordenador cuántico de 49 Qubits por dentro 

Finalizando el 2018, términos como IA o Quantum Computing fueron haciéndose conocidos y calando hondo entre la opinión pública de un modo mediático y rápido. Términos técnicos como Machine Learning o Deep Learning se empesgaron a  manejan de un modo casi podríamos decir que común en círculos no oficiales. Y hoy esto también sucede con los ordenadores cuánticos.

La computación cuántica no es  tan reciente. Ya en los años 50 físicos como Richard Feynman hablaron del tremendo potencial de la computación cuántica. En los años 80 se afirmo esta tendencia y en 2011 se empezaron a ver los primeros logros tangibles de ordenadores cuánticos, aunque no fue hasta 2015 cuando se empezaron a ensamblar los primeros ordenadores cuánticos operativos para empezar a desarrollar una plataforma computacional estable y programable.

Intel y QuTech

En el 2015 fue cuando Intel anunció su que invertiria 50 millones de dólares en QuTech, el instituto de investigación cuántica dentro de la Delft University of Technology (TU Delft) y TNO. Esta colaboración sera dada por 10 años, y el objetivo es el de dormar las bases de un paradigma computacional capaz de dar resoluciones a problemas que, con la tecnología actual es imposible hacer.

Los avances en esta area, por mucho que ya haya publicaciones sobre ordenadores cuánticos con 17 o 49 qubits (un qubit es la unidad operacional básica de un ordenador cuántico), son algo lentos. Y la visita a los laboratorios de la Universidad de Delft que tuvimos la ocasión de realizar, deja claro que no habrá un ordenador cuántico para el publico como tal en muchos años. Pero también deja claro que estamos ante una tecnología muy interesante y en la que hay grandes profesionales trabajando para solventar los retos que la computación cuántica plantea.

En los laboratorios tuvimos como guías a Lieven Vandersypen, uno de los cientificos más grande en computación cuántica del momento, y a James Clarke, Director of Quantum Hardware en Intel. Con ellos tuvimos el agrado de conversar media hora, antes de hacer un tour de otra media hora por los laboratorios propiamente dichos.

¿Qué es una computadora cuántica?

Esta pregunta es muy interesante. Los ordenadores clásicos tienen tienen bits, bytes, megas, programas, desarrolladores, algoritmos, procesadores, memoria, tarjetas gráficas, almacenamiento. Hablamos de ceros y unos como si realmente tuviéramos ceros y unos moviéndose grácilmente dentro de los chips de silicio que funcionan a varios gigahercios de “velocidad”. Podemos escribir un programa de ordenador  moviendo “cajas” y conectándolas en círculos de desarrollo visuales como Scratch. Hemos conseguido abstraer la parte física que subyace a todos estos conceptos de alto nivel. Porque un uno y un cero no son tales: son niveles de voltaje. Y las cajas de código que movemos y conectamos en Scratch, en un procesador se traducen en operaciones matemáticas que siguen la lógica de Boole.

En los primeros años de la informática que ya conocemos, los ordenadores no fueron programados con lenguajes de programación, los valores de los registros binarios eran cargaban mediante tarjetas perforadas. Y los resultados de las operaciones no aparecían en una pantalla, sino que tenían que ser leídos directamente a partir de los registros binarios en el propio ordenador.

En la computación cuántica se está algo como en esos primeros tiempos de la informática clásica. Pero aquí no tenemos valores de voltajes para los registros binarios, sino estados cuánticos que “suceden” en los qubits. Esos qubits no se pueden caracterizar por su voltaje como en los ordenadores binarios, sino por su estado cuántico asociado a propiedades tales como el spin de un electrón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *